Idioma
¡Hola ! 👋

Su idioma actual :

Otros idiomas disponibles:

Blog

Espiritualidad

Vivir la espiritualidad en la vida cotidiana de forma moderna y profunda.

blog-featured-indian-spirituality-ancient-wisdom-encoded-in-symbols-01
Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
Reddit
Correo electrónico
Redescubra un conocimiento antiguo, oculto en los símbolos de una tradición milenaria... Este artículo es un viaje al corazón de la espiritualidad india, y le llevará a redescubrir esta antigua sabiduría, más allá de lo que podría imaginar... Bienvenido a la gran historia de la evolución de la humanidad, y de la espiritualidad y su naturaleza profunda.

La codificación de la sabiduría en símbolos

La era moderna en la que vivimos nos permite compartir el conocimiento de una manera profunda. Tenemos ordenadores, Internet, redes sociales, televisiones, etc., que son formas de difundir nuestros pensamientos e ideas al público. Pero, ¿se ha preguntado alguna vez cómo funcionaba cuando estas tecnologías no estaban presentes?

La historia de la humanidad también está llena de etapas en todo el mundo en las que se destruyeron bibliotecas llenas de libros, investigaciones y obras avanzadas. ¿Cómo fue posible entonces guardar esta sabiduría para las generaciones futuras? Por supuesto, el conocimiento ha permanecido a veces intacto a cierto nivel a través del folclore, las canciones populares, etc., tanto en la India como en el resto del mundo. Pero lo fascinante en la India es que esto ha dado lugar a la codificación de la sabiduría en símbolos, ¡historias simbólicas!

El comienzo...

Hoy en día, cuando la gente piensa en la espiritualidad india, a menudo la confunde con la religión, suele pensar en varios símbolos como Shiva, Ganesh, y varios dioses, diosas, etc... considerando que es la religión hindú.

Pero en realidad, poca gente se da cuenta de que ésta no es la verdadera fuente de la sabiduría espiritual india. Puede ser una sorpresa para muchos de nosotros, pero la antigua sabiduría espiritual india proviene de unos textos llamados Vedas, que literalmente significa "Conocimiento" o "Conocimiento de los secretos del universo".

Se dice que estos libros fueron escuchados/recibidos (es decir, Shrutis en sánscrito) en sus meditaciones por los Rishis, y son escritos sobre los cinco elementos que componen el universo y la vida en la tierra. De hecho, todo el concepto de Sanatam Dharma se basa en trabajar sobre uno mismo mientras se vive en el mundo material, comprendiendo estos elementos y cómo toda la creación está compuesta por ellos.

Por eso verás a los indios adorando árboles, ríos, montañas, el sol, la luna, etc. El concepto de templos/estatuas surgió mucho más tarde, quizás hace sólo dos mil años, para reunir a la gente.

Los escritos detallados explican el mecanismo de estos elementos para crear y animar la vida, pero la mayoría de la gente olvidó esta fuente y, con el tiempo, empezó a creer más en otras formas de dioses y diosas, mencionadas en otros libros llamados "Puranas", "Upanishads", etc., para compartir las enseñanzas sobre la vida con la gente, a veces más ordinaria y menos espiritual, que no conocía el sánscrito y no tenía acceso a estudios internos profundos.

Era una época en la que no existía la tecnología, en la que la gente vivía en pequeños grupos en las aldeas, sin acceso al mundo exterior, y el trabajo se dividía entre las personas para un funcionamiento social armonioso. Se hablaba de estos símbolos para compartir conocimientos con personas menos espirituales, contando historias a través de formas de danza. Todo esto se hizo para introducir el Dharma entre la gente, es decir, para darles un sentido de responsabilidad a través de sus diversos roles, al tiempo que se mantenía el desapego para recordar siempre la existencia de un poder superior, que muchos llamarían "Dios".

Brahma, Vishnu, Mahesh - La Trinidad

A menudo, cuando la gente piensa en la espiritualidad india, les vienen a la mente estos tres nombres. ¿Existieron efectivamente en la realidad física?

Bueno, tal vez o tal vez no, porque no importa cuando se quiere aprender de todo con receptividad. Brahma simboliza la creación, Vishnu simboliza la perseverancia y Mahesh (es decir, Shiva) simboliza la transformación al terminar un viejo ciclo y comenzar uno nuevo. Los antiguos introdujeron estos símbolos para representar los ciclos naturales de la creación y su extensión se indicaba con estos símbolos. Lo interesante es que la mayoría de la gente no siempre conoce la historia completa que se comparte al respecto.

En las escrituras se dice que en el principio estaba "Shakti", es decir, la feminidad, la receptividad, la fuerza vital. Entonces dio a luz a Vishnu, el preservador (al contrario de lo que la mayoría de la gente piensa, Brahma no vino primero). Brahma salió del ombligo de Vishnu en un loto, como muestran las historias y las estatuas de los templos actuales. Entonces Vishnu y Brahma tuvieron conflictos de ego, queriendo demostrar que eran más importantes que el otro. Para resolver este problema, se reveló la energía de Shiva. Ambos se dieron cuenta de que era un haz de energía sin fin, ¡que era infinito! Por eso Shiva también es conocido como Mahesh, el Dios Supremo.

Sin el lenguaje simbólico, todo esto parece extraño...

Si leemos todo esto como un cuento, entonces puede parecer irreal y podemos preguntarnos por qué lo codificaron en un cuento, en lugar de revelar toda la verdad con claridad... ¿Por qué los antiguos tuvieron que simbolizar estos profundos secretos sobre el Universo?

Bueno, se hizo para protegerlos, porque sabían que cada uno los decodificaría según la disponibilidad de su alma, para recibir sólo lo que uno está preparado para recibir. También se hizo para ayudar a la gente a recordarlo, porque la mente humana recuerda más lo que se describe en forma de cuento, ya que somos seres muy emocionales y simbólicos.

La mente tiende a olvidar fácilmente lo que parece sólo intelectual. Sin embargo, con el tiempo, la gente olvidó la profunda sabiduría codificada que había detrás, y lo que quedó fueron los rituales que, en su mayoría, se basaban en el miedo o eran impulsados por los sacerdotes para obtener poder para algunos, aunque también había muy buenos sacerdotes... Como en todas las demás tradiciones.

Pero, ¿qué querían decir realmente los antiguos con esta historia? Tenemos que descodificarla simbólicamente para conectar con su sabiduría más profunda.

Abrir el velo con el lenguaje simbólico

A través de la sabiduría simbólica, se hace posible revisitar el profundo y antiguo conocimiento védico, para conectar con nuestra sabiduría ancestral que nunca envejece, que siempre permanece verdadera en los Vedas cuando se decodifica simbólicamente.

El conocimiento de los Vedas no era fácil de entender para el hombre común, no sólo era espiritual sino también muy científico. De hecho, hoy podemos ver cómo la ciencia está re-descubriendo lo que se menciona en los Vedas. Así, la representación de los conceptos se hizo de forma simbólica en forma de cuentos para hacerla más accesible a todos. Las enseñanzas se han simplificado para adaptarlas a la vida cotidiana.

Los símbolos siguieron transfiriéndose a través de estas historias y rituales de generación en generación, pero con el paso del tiempo, la esencia simbólica se perdió y el lenguaje simbólico fue olvidado por la humanidad hasta hoy. Esto está cambiando ahora gracias al Centro de Enseñanza e Investigación UCM, que está recuperando este lenguaje fuente a través del cual la inteligencia del Universo se comunica con todos nosotros mediante Sueños, Señales y Símbolos.

Volviendo a la historia de la Trinidad, podemos entender lo que los Rishis (los antiguos científicos y eruditos) trataban de decir cuando abrimos el velo detrás de los símbolos.

Todo comienza con "Shakti", es decir, el amor, la receptividad, el principio femenino que existe en cada uno de nosotros. Todo lo que se manifiesta indica "Prakriti", es decir, la naturaleza de este principio en la creación.

Todas las diosas de las historias indican lo que funciona bien o crea una distorsión cuando este principio anima nuestro mundo emocional. Vishnu es simbólicamente el responsable de establecer todas las Leyes y Principios Divinos antes de que cualquier cosa sea creada, para establecer las expectativas y los objetivos, al igual que hacemos nosotros cuando queremos crear una familia o una organización.

De hecho, todo comienza en el mundo de los conceptos, de los pensamientos, como una idea primero, antes de que tome forma física. Es entonces cuando Brahma entra en escena a través de su ombligo sobre un loto, es decir, el chakra del poder, el fuego, que conduce a la motivación, a la voluntad de crear.

Vemos el símbolo del loto en muchas tradiciones, ya que el símbolo de la flor de loto representa los sentimientos de un iniciado que se concentra en la autorrealización a través de un profundo trabajo interior. Un loto florece en un estanque fangoso, simbolizando cómo la verdadera autorrealización tiene lugar cuando se limpian las memorias de la materia, el uso/abuso del poder en ella, recuerdos en los que el poder de las emociones se ha distorsionado en el mundo de la materia, creando un fuego excesivo. Y cuando la gente entra en la conciencia alimentada por el ego, entonces comienzan los conflictos por la supremacía. "¿Quién es más poderoso: el creador o el preservador?", todo esto es el juego del ego.

A menudo, como humanos, también nos volvemos posesivos de las cosas materiales, olvidando la verdadera intención que hay detrás de ellas, que es desarrollar cualidades mediante el aprendizaje y la experiencia en la materia. Como humanos, a veces desafiamos las leyes y principios divinos a lo largo de nuestra vida, en la ignorancia, alimentando el ego y eventualmente quedando atrapados en el conflicto entre el bien y el mal, debido a la falta de conocimiento. Para liberarnos de esto, Shiva se revela. Shiva significa pasar de la ignorancia al conocimiento, de estar muerto a estar verdaderamente "Vivo" en términos de estado de conciencia y existencia. Shiva revela que estamos en un ciclo infinito de aprendizaje que llevará a muchas creaciones y al mantenimiento del aprendizaje, y luego al final de ese ciclo para comenzar el siguiente, para la continuidad de la evolución. Así pues, Shiva simboliza el estado de ser "consciente". Lo que comienza debe terminar un día, una vez alcanzado su propósito, para dar lugar a un nuevo ciclo o etapa de aprendizaje. Así, Shiva trae aquí el simbolismo del Desapego, su otro nombre sánscrito - Vairagi Yogi.

Hay tanto por decir sobre esta historia cuando empezamos a descodificarla simbólicamente. De hecho, ¡nos damos cuenta de que no es posible entender la sabiduría espiritual india sin el lenguaje simbólico! Qué alegría el poder compartir con ustedes la antigua sabiduría espiritual india, a la luz de la decodificación de los símbolos profundos que también están detrás de todo lo que experimentamos en el día a día... Todo lo que la Vida nos trae en el camino puede ser entendido, decodificado y analizado con la comprensión del lenguaje simbólico. Con este Conocimiento que puedes aprender a través del Centro de Enseñanza e Investigación UCM, puedes redescubrir lo que se ha perdido... Encontrar la sabiduría antigua, en tu vida moderna. Ahí está la gran historia de la evolución...

Leer el artículo completo
Mostrar
blog de lucha contra el mal es una buena idea
Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
Reddit
Correo electrónico
La lucha contra el mal es un concepto que todos tenemos muy arraigado en nosotros. Es una forma de ver la vida y las pruebas que se nos ha inculcado desde tiempos inmemoriales. Incluso en algunas religiones, durante siglos, la noción del Bien siempre se ha opuesto al Mal. En nuestros libros escolares, estudiamos las guerras, las revivimos a través de las películas, pero también concretamente, en la actualidad de ciertos países del mundo y en nuevas formas propias del contexto y de las problemáticas modernas. Más allá de la escala colectiva, también en la esfera más íntima podemos sacar fuerzas para "luchar" contra la adversidad, a veces contra nuestra propia familia, nuestros padres, etc. Sin embargo, luchar contra el mal no es una buena idea. Ya sea por supervivencia, por venganza o por rechazo, esta forma de ver la vida nos limita, encerrándonos en dinámicas repetitivas y autodestructivas. Este es un artículo que nos ayuda a entender porqué esta actitud es limitante y cómo cambiarla sin avalar ni validar las dinámicas negativas.

Luchar : Reforzar nuestra propia negatividad

Lo negativo, ya sea vivido a través de una experiencia externa o interna (voces en nuestra cabeza, pensamientos intrusivos, etc.) pondrá en juego memorias inconscientes que resuenan con más o menos fuerza con este negativo. La lucha contra este negativo tendrá el efecto de reforzar el mal que llevamos en nuestra memoria inconsciente. Cuanto más luchamos y más rechazamos, más las dinámicas que nos perturban vuelven a nuestra vida en diferentes formas e incluso aumentan con el tiempo.

En una situación concreta, al elegir luchar para resolver una situación mediante la violencia física en lugar de llamar a la policía, permitiremos necesariamente que el mal se reproduzca, alimentando sus aspectos negativos. La violencia atrae a la violencia, porque actuamos exactamente igual que lo que nos molesta, permitimos que el mal se alimente de nuestra propia actitud, y esto lo refuerza.

En la esfera intelectual, a nivel de nuestros pensamientos e intenciones, el funcionamiento es el mismo. En el trabajo, si nos peleamos metafísicamente con nuestros compañeros porque no soportamos sus críticas, sus habituales murmullos, alimentaremos sus aspectos negativos, y esto seguirá reproduciéndose de forma esquemática y perpetua. Siempre escucharemos más críticas y siempre se nos pedirá que entremos en esta dinámica.

El verdadero valor es transformarse a sí mismo

Lo mismo ocurre cuando se oye a personas con enfermedades "luchando" por la recuperación o "combatiendo" su enfermedad. Da una impresión de fuerza, de coraje, y es cierto que el coraje es necesario, pero no en la lucha... sino en la aceptación, la comprensión, la transformación. Y eso requiere mucho valor. Porque el mal es un mensajero que quiere decirnos algo, hacernos cambiar nuestras costumbres, nuestra visión de una situación, de una persona. El mal nos habla cuando sabemos analizarlo y comprenderlo. Y transformarnos ante el mal que nos sucede, cuestionarnos, ver lo que tenemos que mejorar y aceptar cambiar, eso es el verdadero valor.

Combatir el mal es una solución fácil, si se quiere, porque significa considerar que lo negativo y malo están afuera, que no es "uno mismo". De este modo, no tenemos que cambiar, no tenemos que cuestionarnos. Es una forma de protección contra el cambio y la mejora. Luchar contra el mal es básicamente luchar contra uno mismo. Luchar contra lo que la vida nos pone en el camino para evolucionar.

Pero, ¿cómo podemos aceptar el mal sin trivializarlo, cómo podemos encontrar la afirmación adecuada? Esto requiere comprensión. Tenemos miedo, huimos o rechazamos lo que no entendemos en profundidad. No importa lo que luchemos, siempre volverá a nosotros, porque el Cielo nos presenta nuestros aspectos negativos para que podamos identificarlos dentro de nosotros mismos y transformarlos.


La comprensión a través de la Ley de la Resonancia

Todos los días nos enfrentamos a muchas situaciones que nos perturban, a veces con mayor o menor intensidad, hasta el punto que nos rebelamos profundamente según el tipo de palabras o acciones que presenciemos.

La Ley de la Resonancia expresa un principio sencillo: atraemos y resonamos con lo que somos, tanto en lo positivo como en lo negativo, tanto en nuestras cualidades como en nuestros defectos. Es un hecho científico que los elementos de la misma frecuencia vibratoria vibran juntos.

A través de la Ley de la Resonancia, comprendemos que todo el mal que vemos está en realidad ahí para permitirnos aprender de nosotros mismos, para trascenderlo desarrollando nuestras cualidades. El mal es educativo, eso es un hecho absoluto. Sólo existe para permitirnos tomar conciencia de las partes ocultas de nosotros mismos y desarrollar cualidades. El mal está al servicio del bien...

Retomando el ejemplo de los compañeros de trabajo que critican a diario, aplicando la Ley de la Resonancia, nos preguntamos cuándo podemos ser críticos con nosotros mismos, o con los demás a veces. Esto es lo que ocurre cuando estamos en ebullición interna porque oímos a nuestro colega criticar, quejarse durante largas horas. Interiormente, nosotros mismos estamos criticando y quejándonos de nuestro colega, estamos reproduciendo la misma frecuencia vibratoria. O bien, si no le criticamos en ese momento, resuena con partes de nosotros mismos que pueden haber criticado en el pasado y que todavía se encuentran en nuestro inconsciente, esperando ser limpiadas.

Usar las resonancias para aprender y crecer

Vivimos las situaciones de acuerdo con lo que somos profundamente, con lo que tenemos que aprender para evolucionar hacia lo mejor de nosotros mismos. Cuando entendamos esto en profundidad, utilizamos cada una de estas situaciones "perturbadoras" para volver a nosotros mismos, para identificar lo negativo que hay en nosotros, y lo transformamos. De este modo, evolucionamos de acuerdo con nuestros valores y según el ritmo de evolución de los demás. Y finalmente, nuestra conciencia cambia positivamente, y nuestro entorno también, acorde con nosotros mismos, con nuestras vibraciones, nuestras cualidades y nuestros defectos en transformación.

Leer el artículo completo
Mostrar
blog-destacado-la-ley-de-la-resonancia-sus-principios-y-su-utilidad-para-nuestra-evolución
Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
Reddit
Correo electrónico
¿Hay alguien que te molesta? ¿Una situación te hace enfadar? ¿No puedes resolver un conflicto? O tal vez te han traicionado o herido... y no puedes perdonar... ¿Sabías que esto está relacionado con la "ley de la resonancia", o la "ley de la atracción"? Esta ley representa un principio universal, científico y a la vez muy concreto... que explica que todo objeto, tiene su propia vibración, y comenzará a resonar con cualquier otro objeto que tenga la misma vibración... Suena muy sencillo... Pero, ¿somos realmente conscientes de la profundidad de esta ley?

La ley de la resonancia

¿Por qué la ley de la resonancia, cuando se entiende y aplica correctamente, nos permite dar grandes pasos en nuestra evolución? Este artículo nos permite comprender los aspectos fundamentales relacionados con los principios de la resonancia, y cómo puede servir de base para la evolución en nuestra vida cotidiana.

La vida concreta... y las resonancias que puede aportarnos...

Imagínate, a veces podemos enfadarnos, molestarnos o impacientarnos ante determinadas situaciones... podemos perder mucha energía cuando sacamos nuestras frustraciones y descontentos... ¡Es normal! podemos decir... La otra persona me ha hecho daño... o me ha insultado... o ha tomado decisiones que han ido en mi contra, incluso ha abusado de mí...

¿Cómo podemos salir de un papel de víctima, de frustración o de conflicto (interno o externo), gracias a la ley de la resonancia?

Para ello, basta con entender esta ley y su aplicación en términos de emociones y recuerdos a nivel humano, y no sólo verla a nivel concreto, entre un sonido muy agudo y un vaso de cristal que se rompe, por ejemplo.

Tomemos una situación concreta: según la definición, si tengo una determinada vibración, una determinada frecuencia emocional dentro de mí, entonces, por resonancia, una persona que tenga la misma frecuencia vibratoria entrará en resonancia conmigo... Por ejemplo, si soy amigo de una persona que representa la alegría, la amabilidad, la benevolencia, es porque yo también soy capaz de manifestar estas cualidades, y por resonancia, atraigo a personas que vibran en estas frecuencias de alegría, amabilidad y benevolencia.

¿Cómo aplicar la ley de la resonancia?

Al ser ésta una ley, no se puede decir que funcione "de vez en cuando" o "más o menos"... Una ley, sobre todo cuando es un principio fundamental del Universo, es absoluta. Por lo tanto, se requiere mucha humildad y la capacidad de cuestionarse a sí mismo cuando se aplica una ley en un contexto más negativo que el presentado anteriormente.

De esta forma, cuando mi vecino me molesta, por ejemplo, o si un miembro de mi familia me falta al respeto y esto me entristece, o me hace daño, es claro que es el momento de aplicar la ley de la resonancia, porque puede ayudarnos...

Según los principios de esta ley, debemos ser capaces de reconocer que vamos a vibrar (resonar) en una frecuencia de conflicto, falta de respeto, agresión, ira o cualquier otra emoción negativa que pueda surgir de una situación que nos perturbe.

Sin embargo, no queremos el conflicto, buscamos el bien... O hemos sido traicionados por alguien, y nos decimos que nosotros nunca habríamos cometido tal acto, por lo que la ley de la resonancia no se aplica... o nos preguntamos si sólo funciona en una dirección, o sólo en un determinado porcentaje...

Incluso cuando sentimos que la otra persona tiene la mayor parte de la responsabilidad del conflicto o del problema (y puede ser el caso), al estar en búsquedas personales profundas, que nos hacen trabajar en nosotros mismos, recordamos que la ley de la resonancia existe, y que si hemos atraído esta situación, es porque teníamos algo que comprender... es porque los recuerdos vibraron en la misma frecuencia que la situación o la persona que plantea ese problema en nuestra vida...

Así, entendemos que siempre estamos enfadados con aspectos de nosotros mismos que aún no hemos resuelto, y que la otra persona, mientras nos moleste o nos provoque emociones o pensamientos negativos, representa una parte de nosotros mismos, en un cierto porcentaje.

Ejemplos de resonancias ocultas...

Efectivamente, una persona que ha sido engañada, aunque siempre haya sido fiel, tiene resonancias con la infidelidad. ¿Cómo es posible? La infidelidad debe entenderse en términos de memorias inconscientes en ese momento, más sutiles, en las que la persona puede haber acumulado necesidades de todo tipo pero nunca las ha manifestado concretamente, por ejemplo... Puede haber albergado a veces deseos, pensamientos y emociones que no respetaban sus compromisos o valores, y esto crea una forma de infidelidad...

O, si no, puede que hayan sido demasiado amables, demasiado estimulantes con las necesidades de su pareja a veces... Esto también crea una forma de infidelidad, porque al ser demasiado amables, demasiado gentiles, al aceptar o avalar casi todo, generará códigos de que la persona es demasiado accesible, que es demasiado fácil con ella y llevará a la infidelidad a la otra persona.

O puede que la persona se haya cerrado al otro, teniendo dificultades para estar cerca de su pareja en todos los sentidos, y esto también, en algún nivel, representa una falta de fidelidad a los valores de la pareja.

Lo mismo ocurre en una situación con un compañero de trabajo, por ejemplo, o con un vecino, o con un familiar que nos "saca de casillas". Podemos pensar que la culpa es suya, porque es él quien grita, o insulta, o habla mal... Sin embargo, la ley de la resonancia está ahí... Cuando la conocemos, ya no podemos ponernos en la posición de víctimas...

Nos decimos que no gritamos, que no hablamos mal a los demás, que no insultamos a nadie... Nos preguntamos por qué, pero ¿por qué atraigo esto cuando soy una buena persona?

Si buscamos en nuestro interior las veces en las que nos hemos comunicado con demasiada intensidad en el pasado, o nos hemos negado a comunicarnos porque nos guardábamos demasiado en nuestro interior... si miramos en nuestros pensamientos, en nuestro corazón, si a veces no estamos criticando o enviando flechas al otro, a un nivel más sutil... Sólo buscando en nuestros recuerdos negativos podemos reprogramar de verdad nuestras frecuencias que resuenan con la negatividad y la atraen.

¿Cómo reprogramamos lo negativo que atraemos?

La concientización de los recuerdos que se muestran en los sueños, su comprensión simbólica y la capacidad de observar y descifrar la forma en que los sueños se manifiestan en nuestra vida cotidiana, así como el estudio de los signos, la práctica de los mantras y la meditación, son verdaderas claves para nuestra evolución. Con el tiempo, al tomar conciencia de nuestros recuerdos, nuestras resonancias y sus influencias en nuestra energía interior y nuestros comportamientos, podemos cambiar progresivamente en profundidad y reprogramar nuestras antiguas formas de funcionar.

En conclusión, ¿para qué sirve trabajar con la ley de la resonancia?

Los diferentes ejemplos anteriores nos llevan finalmente a comprender que lo que atraemos es lo que somos, en términos de porcentajes, según el grado en que nos llegue a perturbar. Porque sí, llega un día en que una persona puede hacernos daño, insultarnos, tendernos una trampa, traicionarnos, y ya no nos molesta, ya no nos apetece contraatacar, ni vengarnos, ni culparle...

En ese momento, comprendemos que el otro es una parte de nosotros, nos reprogramamos y sabemos que podemos acabar con los ciclos que nos llevaban a atraer los mismos tipos de problemas una y otra vez...

Imagínate... la ley de la resonancia es como una brújula de la evolución... nos lleva a entender de dónde venimos, qué podemos hacer, y en qué dirección podemos ir... porque cuando ya no tenemos resonancia negativa, hacemos mejores elecciones, tomamos mejores decisiones, y seguimos un camino siempre más sano y beneficioso para nuestra evolución, y la de los demás a nuestro alrededor...

Leer el artículo completo
Mostrar
blog-destacado-el-poder-de-las-emociones-b
Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
Reddit
Correo electrónico
Un volcán entra en erupción repentinamente; un tsunami que arrasa con todo a su paso, o una bomba que explota... ¿Qué significaría si viéramos estos símbolos destructivos en un sueño? Sería una pesadilla bien intensa. Pero, ¿qué podría decirnos esta pesadilla sobre nuestro estado emocional? ¡¡¡Hmm!!! Seguro que te lo puedes imaginar. No auguraría un día tranquilo ni de calma ...

Los sueños intensos

¿Cuál es el significado de soñar con una erupción volcánica, con una bomba que explota o un tsunami que arrasa con todo a su paso?
¿Será que estoy reteniendo emociones que ya no se pueden contener?
¿Podrían estos símbolos materializarse en la vida real... y qué se puede hacer para evitarlo?

La manifestación de las emociones

Algo propio de las emociones es el gran poder que tienen tanto en lo positivo como en lo negativo. A veces parece como si pudieran arrasar todo a su paso como un torrente impetuoso, sin poder detenerlo. Podrían hacernos perder el control de nosotros mismos, como un tsunami, con todas las consecuencias que ello implica. Por ejemplo, la ira puede convertirse en violencia; la alegría y la espontaneidad pueden llevarnos a veces a ser demasiado exuberantes.

Por lo tanto, podemos llegar a tener miedo del alcance de nuestras emociones porque sabemos muy bien lo poderosas que son, e igualmente podemos tener miedo de las emociones de los demás. Un ejemplo de ello son las reacciones de algunas personas en un contexto social tenso, como en una manifestación que se sale de las manos, en la que incluso una persona sin antecedentes de violencia puede tener un comportamiento violento que nunca antes había mostrado. Es el típico "no sé qué me pasó... cogí una piedra y la tiré a una ventana para romperla..." Es un fenómeno muy conocido: la influencia que un grupo, una multitud, o el colectivo, puede tener sobre un individuo y llevarlo por un camino que tal vez no hubiera seguido por sí mismo.

Entonces, ¿por qué a veces es difícil expresar sus emociones?

Por eso, algunas personas evitarán sistemáticamente cualquier tipo de reunión, o lugares donde haya mucha gente, porque temen las poderosas reacciones emocionales de las multitudes y evitarán enfrentarse a ellas, también por miedo a sus propias reacciones. Ya hemos visto muchas veces, por ejemplo en los estadios de fútbol, la violencia entre hinchas que crea movimientos descontrolados de la multitud causando muchas víctimas. La emoción genera un impulso, es decir, el paso a la acción cuando surgen las memorias, o cuando las necesidades se vuelven incontrolables.

Cuando actuamos de forma irracional, en un "arrebato de ira" o en un "arrebato mental", conectamos con todos los recuerdos en los que vivimos una situación que o bien odiamos, reprimimos, o en la que tuvimos miedo, miedo por nosotros mismos o por otra persona... En definitiva, si estamos ante una situación en la que nos sentimos potencialmente en peligro... las emociones llegarán a empañar nuestra razón, nuestro sentido común. A menudo utilizamos expresiones como "no nos dejemos llevar" o "mantengamos la cabeza fría" para simbolizar la actitud correcta que hay que adoptar para no dejarse atrapar por la intensidad emocional.

¿Por qué no debemos reprimir nuestras emociones?

El hecho de reprimir nuestras emociones puede funcionar durante un tiempo, pero la naturaleza profunda de las emociones es expresarse. Entonces, un día, la presión acumulada hace que la presa (u otro sistema puesto en marcha para retener las emociones) se rompa, y entonces experimentaremos consecuencias en nuestro cuerpo, en nuestra mente, porque ésta será su única salida... Podemos por ejemplo vivir una depresión, o tener manifestaciones fisiológicas o psicológicas, desarrollar enfermedades, etc... De ahí la importancia de aprender a gestionar bien nuestras emociones y no crear retenciones emocionales.

Para poder actuar en consecuencia, es importante discernir bien cómo nos sentimos. Para ello, tenemos que saber escuchar nuestras emociones sin reprimirlas. De esta manera, podemos reconectar profundamente con nosotros mismos y encontrar nuestra capacidad de interactuar inteligentemente, de empatizar con los demás, lejos de la fría indiferencia que a veces puede desarrollarse cuando se reprimen las emociones durante mucho tiempo, donde poco a poco nos apagamos en lugar de sentirnos vivos; porque las emociones son simplemente la vida, y reprimir las emociones es negarla.

Reconocer sus propias emociones significa ser inteligente emocionalmente, es decir, ser capaz de "expresar, comprender y gestionar sus emociones y percibir e interpretar las de los demás". La inteligencia emocional es un componente esencial de la salud mental. Desempeña un papel muy importante en el conocimiento de sí mismo y en la calidad de las relaciones con los demás.

El poder de las emociones

Tenemos la suerte de poder sentir, expresar y experimentar nuestras emociones. Nos permiten adaptarnos, preservarnos y tomar decisiones. Influyen en nuestro comportamiento. Si supiéramos acoger con naturalidad nuestras emociones y reconocer las de los demás, tendríamos muchos menos problemas en nuestras relaciones y en la sociedad en general.

Nuestras energías emocionales son una fuente ilimitada de poder, son el motor de nuestra evolución. Saber gestionarlas significa ser capaz de utilizar su formidable potencial para ponernos en movimiento, para motivar, inspirar, crear... en definitiva, para evolucionar.

Leer el artículo completo
Mostrar
featured-image-blog-not-just-a-dream---anthony-di-benedetto
Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
Reddit
Correo electrónico
-Hola, ¿cómo estás?
-Muy bien, gracias, excepto por este sueño raro que tuve anoche. Me dejó una sensación extraña al levantarme.
- Ah, ok y ¿cuál fue tu sueño?
-Oh, fue intenso. Soñé que nuestra casa era completamente arrasada por una enorme inundación y que nuestro perro se ahogaba.
-¡Oh sí! ¡Pero aún así! La buena noticia es que es sólo un sueño. No te preocupes, tu perro está vivo y bien, y tu casa está bien. Venga, vamos a tomar un buen café...

La respuesta pre-fabricada, un golpe al primer dominó

¿Cuántas veces has escuchado en una conversación, en una película o incluso en una conversación de pasillo que un sueño es "sólo un sueño"?

Y si este tipo de respuesta pre-fabricada, dicha de modo semiautomático para tranquilizar a la otra persona (y luego cambias rápidamente de tema porque se vuelve incómodo) hiciera que, en realidad, dieras el primer golpe a un dominó y de ahí desencadenaras un verdadero efecto dominó bajo la superficie? ¿De los que alteran las oportunidades de la vida o, peor aún, meten el polvo más atrás bajo la alfombra?

 

La clave: percibir más allá de nuestros sentidos

Si un sueño, no importa cuál, fuera de hecho la piedra angular que hay que identificar y así poder cambiar los derrumbes en cascada, curar las heridas y fundar las esperanzas, ¿seguiría siendo "sólo un sueño"? ¿Estarías dispuesto a mirar más allá de la símbolos y para comprender el código que rige este universo fantástico y a veces incluso terrorífico?

Al principio es difícil, como ser humano, interesarse por un mundo intangible, que parece 100% virtual y sin ninguna relación visible de causa a efecto. Por otro lado, la tecnología y la ciencia que se desarrollan son grandiosas, florecen con ideas brillantes y vanguardistas, tocando incluso los límites del mundo físico y metafísico. Sobrepasan los límites para hacer de una idea o un sueño, una realidad.

Las posibilidades y la inteligencia están más presentes que nunca, pero ¿por qué entonces nuestros sueños se perciben como "sólo un sueño"? Cuando una idea, tan intangible como un sueño, puede dar lugar a una revolución tecnológica y cambiar la calidad de vida de la humanidad.

Responder "es sólo un sueño" se convierte en cierto modo, en un intento de tranquilizarnos ante algo que nuestros sentidos aún no pueden identificar ni comprender. Vemos cómo nuestras sociedades tienden a valorar el mundo exterior en relación con el éxito, con la realización personal y, simultáneamente, todos nuestros sentidos principales se dirigen hacia ese entorno para identificarlo, comprenderlo y, en definitiva, sobrevivir.

Por eso vemos, saboreamos, olemos, tocamos y oímos. Es sencillo, innato y eficaz. Funciona sin que lo pensemos. Entonces nos mantenemos de forma natural en un modo de acción y reacción que apoya un cierto sentido de búsqueda de funcionalidad, claridad y progreso.

Estas percepciones son, sin duda, invaluables. Crean la armonía para manifestarse bien. Si se quita una, aparece una minusvalía. Cada uno de estos extraordinarios sensores nos convierte en unos verdaderos ordenadores, gestionando una extraordinaria cantidad de información en pocos segundos.

Pero, a la larga, esta naturaleza innata también podría convertirse en un sesgo para nuestra forma de funcionar si no se lleva más allá. Algo tan extraordinario como nuestros sentidos podría, por omisión y falta de voluntad, convertirse en una verdadera limitación para nuestra evolución. Si vemos los mismos caminos, si escuchamos los mismos ambientes, si olemos y saboreamos los mismos ingredientes y tocamos la misma superficie, entonces, tal vez, al final vivamos en un circuito cerrado… ?

 

Nuestro Código Fuente, los registros de la conciencia

Existe el mundo exterior, el que nuestros sentidos siempre han conocido, y también existe el mundo interior, el que requiere que hagamos una actualización de nuestros sentidos. Este último transmite continuamente un flujo de información en resonancia con lo que se percibe desde el exterior. En todas las situaciones y discusiones, inevitablemente juzgamos, evaluamos, nos sentimos felices, contentos o incluso enfadados, impacientes o tristes. Podemos sentir envidia, celos o incluso rechazar, simplemente por lo que sentimos dentro, en nuestro interior, y a través del eco que nos transmiten nuestros sentidos.

Al final, podemos decir que tomamos decisiones basándonos en cosas invisibles. Cosas que no se pueden ver, tocar, oír o saborear. Ahí es en donde se pone realmente interesante, ahí es en donde se puede decir que la metafísica influye realmente en la física de las cosas.

Así, podemos decir de este mundo -que anima la vida en nosotros, programa las primeras líneas de nuestros pensamientos, desarrolla nuestra emociones y desencadena nuestros comportamientos, que "codifica" lo que somos, nuestra personalidad, es nuestro Código Fuente. Donde tenemos una ventaja es que, a diferencia del mundo real, no necesitamos ser un desarrollador senior para ir a mirar los registros (registros que muestran información sobre si un código funciona o no → muy útil) de nuestra conciencia.

Este código instalado en nosotros, que puede crear desaceleraciones así como aceleraciones, de wow 🤩 como el ¡¡¡argh!!!😩, al final depende de nosotros si decidimos actualizarlo o no. Saber si queremos quedarnos en una versión del código que puede limitar nuestras posibilidades, o multiplicarlas añadiendo conocimiento a nuestras percepciones.

El Dreamverse, el metaverso que abre la noche

¿Has oído hablar del metaverso? Son estos florecientes mundos 100 % ficticios y multidimensionales, en los que se puede poseer un terreno, asistir a una obra de teatro o incluso ir de compras, son la metáfora perfecta de los sueños. Son virtuales y, sin embargo, están conectados a la realidad, están ahí y, sin embargo, si no se les presta atención, siguen existiendo.

Puedes ver de todo (y en el sentido más amplio de la palabra) y cada uno puede moverse con un avatar que le representa. Esto significa que si decides ser un león con un casco de DJ y un jet-pack en la espalda, puedes hacerlo.

En fin, no voy a entrar en detalles porque no es el objetivo de este artículo, pero míralo, infórmate y verás que estamos en las fronteras del mundo de los sueños, con las ventajas y desventajas que eso implica, claro.

Así pues, cuando soñamos por la noche, visitamos nuestro "dreamverse", es decir, el universo de nuestros sueños, el que representa por el simbolismo que está ahí. En efecto, cada símbolo que vemos, independientemente de su aspecto, se convierte en una especie de proyección holográfica de lo que somos y de un cierto porcentaje de nuestra personalidad.

De hecho, si soñamos con un coche cuyos frenos ya no funcionan, con un gato que no es feliz, con nuestro padre que nos abraza o con un colega que nos ayuda, todo ello representa fortalezas y debilidades que llevamos dentro.

Cuando tenemos buenos sueños, debemos verlos como un estímulo para hacer todo lo que hacemos de forma constructiva en nuestra vida y para seguir manifestándonos bien con los demás. Se puede decir que es una resonancia positiva con nuestros sentidos.

Sin embargo, debido a esta mencionada predisposición de orientarnos más hacia el exterior, suele haber una acumulación inconsciente o reprimida que lleva más a recibir sueños menos agradables o incluso pesadillas. Una de las claves que te invito a probar es verlas más como una señal de aviso en tu panel de control cuando conduces. ¡Sólo te detienes si se prende la luz roja! Así, la mayor parte del tiempo te puedes mantener operacional, mientras que al tiempo conoces los parámetros que hay que corregir.

 

La identificación es fundamental y universal

Es importante identificar cada sueño para analizarlo y evitar el famoso efecto dominó. Sabemos que la clave de la resolución de cualquier problema, ya sea de gestión, aeronáutico o de desarrollo web, es la calidad de la identificación. Cuanto más exacta y precisa sea nuestra identificación, mejor podremos aplicar una solución pertinente y adecuada como respuesta, sin dramatizar ni exagerar la magnitud del problema en cuestión.

Si quieres iniciar este proceso de identificación tu mismo, aquí tienes algunos puntos claves que te ayudarán. Tanto si eres un principiante como un experto en el análisis de los sueños, estos pasos son fundamentales y siempre serán útiles.

Primeros pasos para la identificación

  • ¿Es un sueño positivo o negativo?
  • ¿Están los símbolos en el lugar correcto?(por ejemplo: si sueñas con un camello en la sala de tu casa, el está en el lugar equivocado; te creará más problemas que beneficios))
  • ¿Qué representan las personas que veo en mis sueños?(Tienes que evaluar las cualidades y debilidades que que estas personas representan para ti))
  • ¿La trama del sueño se resolvió de forma positiva o no?
  • ¿Es de noche o de día? (noche = dinámica inconsciente; día = dinámica activa)

 

Si identificamos que el sueño es negativo, esto indica fuerzas (pensamientos, emociones, comportamientos) que necesitan ser reprogramadas y transformadas para evitar un aumento de los problemas en esta área. Del mismo modo, en informática, si aparece un fallo y no se soluciona, este tiende a amplificarse y a afectar otras áreas. En otras palabras, ¡cuanto antes mejor!

"Bien, pero ¿cuál es el antídoto?"  " me preguntarás. De hecho, la resolución de una situación percibida en el sueño dependerá de tu capacidad para controlar estas fuerzas identificadas en el sueño. Para simplificar, si has identificado la impaciencia a causa del símbolo de tu cuñado, George, presente en el sueño, debes mantenerte atento más precisamente a este fragmento de tus comportamientos, para evitar que te jueguen una mala pasada en tus intercambios y proyectos cotidianos.

Tu archivo de registro te dice que tienes una línea de código "George" que podría hacer que te sientas demasiado impaciente o impulsivo en un momento determinado si una situación X o Y resonara con esa línea. Por lo tanto, cuanto más se pueda hacer un autocontrol global y de fondo, (( cuidado, ¡tampoco te vayas al extremo con esto! La práctica hace que las cosas sean más fáciles con el tiempo y mucho menos robóticas que cuando empiezas a estar alerta a esas fuerzas dentro de ti), más fácil será identificar el momento que desencadena tu George interior y corregirlo, actualizarlo..

Pero ten cuidado! Tu verdadero cuñado, George, en la vida real, no tiene nada que ver con tu sueño. De hecho, se convierte en un símbolo que tu conciencia conoce para ilustrar ciertos ángulos de tu personalidad. Así que no te precipites al teléfono para hablar con él sobre el sueño en el que se impacientaba, pues añadirás otro problema en el proceso 🙂 Por último, George también tiene cualidades extraordinarias y seguramente en otro sueño también descubrirás sus magníficas cualidades en ti.

 

El impacto potencial: si todo el mundo analizara sus sueños

Al hablar con diferentes directores generales, líderes y gerentes a nivel mundial, o simplemente siendo un actor que observa los intercambios, uno puede evaluar rápidamente que la mayor fuente de dificultades en el corazón del trabajo y de la realización de las cosas es el comportamiento humano.

La máquina, el ordenador, no se queja, no crea discusiones de fondo ni de pasillo. No aspira a la posición de otro, ni domina a sus empleados ni tiene envidia de su jefe. Si aportamos más conocimientos para resolver las dificultades que surgen de lo individual al corazón de un movimiento social y colectivo, podemos realmente dar lugar a una nueva etapa en términos de trabajo y de calidad de vida.

En las empresas, cuando se habla con RRHH, se ve rápidamente la magnitud del daño potencial causado por las malas decisiones basadas en la impaciencia y la impulsividad (¡y mucho más!). Tantas fichas de dominó han sido derribadas por fuerzas internas cuando se piensa en ello...

Ahora imagina un entorno de trabajo en el que todos llegan por la mañana habiendo recibido sus propios registros de sus puntos fuertes y débiles, aspectos potencialmente perjudiciales para la relación. Cada uno teniendo en cuenta su propio "bug" por vigilar para evitar más problemas.

La calidad se vería literalmente aumentada porque todos tendrían interés en hacer las cosas bien, mientras vuelven a sí mismos según sus propias resonancias. Por supuesto, esto no significa que todo sería perfecto y color de rosa, pero se establecería una nueva etapa sin duda. Y como todo cambio lleva su tiempo, si cada uno empieza por sí mismo, un sueño a la vez, se puede decir que un día, un sueño, ya no es "sólo un sueño".

 

Leer el artículo completo
Mostrar
blog de imágenes destacadas - qué es un Ángel
Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
Reddit
Correo electrónico
La mayoría de las personas que piensan en un ángel de la guarda se imaginan a un ser con alas grandes que viene del Cielo para velar por nuestro bienestar, protegiéndonos con benevolencia y amor en nuestra vida cotidiana. No se equivocan, salvo que las alas del ángel de la guarda deben entenderse en términos de símbolo, en una dimensión que representa los sueños, los poderes de la conciencia y el inconsciente, en términos del estado de conciencia y del potencial presente en nosotros mismos.

¿Quién y qué es un ángel de la guarda ? Es ante todo un símbolo antiguo que representa el estado de conciencia en el que se encuentra el Ser Humano una vez que sus distorsiones han sido trascendidas, gracias a la limpieza de sus recuerdos inconscientes.

Ayudar al otro es un acto divino

El ser humano vive entonces en las Cualidades, con sus "alas", una libertad recién descubierta, un estado de ligereza a través de su capacidad de viajar en las multidimensiones de su conciencia, del Universo, especialmente a través de sus sueños. Y ahí, en ese momento, sí puede convertirse en un ángel guardián, ayudando a otros en sueños, en dimensiones paralelas, e incluso a través de la meditación.

https://images.unsplash.com/photo-1559191510-df650f52e475?ixlib=rb-1.2.1&q=85&fm=jpg&crop=entropy&cs=srgb

Los 72 Ángeles

Hay 72 ángeles o Estados de Conciencia Divinos que uno puede invocar para lograr convertirse uno mismo en un ángel guardián; concentrando en sí mismo el estado de conciencia de las Cualidades específicas, del Talento, Conocimiento, Amor elevado, o Sabiduría profunda. El ser humano existe en cierto modo para convertirse en un ángel de la guarda, un ser espiritual que puede ayudar, apoyar, inspirar, curar, etc.

Para lograrlo, debe desarrollar sus talentos, sus poderes altruistas, y aprender a manifestar todo su potencial divino. A cada cualidad angélica corresponde una distorsión humana, un opuesto, un defecto, un comportamiento creado por el Ser Humano a través de su experimentación que a veces puede ser ignorante, negativa, y que le lleva a actuar de forma ordinaria o malsana en su vida, sus emociones y sus acciones.

Si tomamos el ejemplo del Ángel Caliel n°18, podemos ver que su primera Cualidad, la Energía que le caracteriza, es principalmente la de la Verdad. Así que si un ser se convierte en un abogado, un policía que es justo, o una persona que aplica para sí mismo y sus seres queridos, la justicia, la verdad, de una manera honesta, dando un consejo bueno, verdadero, claro, en ese momento se convierte en un ángel de la guarda por lo que irradia y lo que es.

Por supuesto, el Estado Angélico de Conciencia aplicado es en este momento poco común, una rectitud, una verdad, de los más altos niveles tanto para uno mismo como para los demás. La dimensión angélica es la máxima realización de uno mismo. Cuando lo alcanzamos, se presenta, no sólo en la realidad a través de nuestro carácter y acciones, sino también en los sueños. Uno puede aprender en sueños, así como en la realidad, lo que es la justicia divina.

Y ese es el objetivo de trabajar con los 72 Ángeles: convertirse en una mejor persona, convertirse a si mismo en un ángel de la guarda.

Esto es, por supuesto, un gran recorrido que está representado en varias tradiciones, como el símbolo de la Iluminación, el estado de despertar, la realización espiritual y mística.

Aprender a ser mejor

El ser humano aprende a lo largo de su vida, y mucho más allá, a alcanzar este estado último del ser, y así experimenta, busca y se mejora cada día para alcanzarlo. Pero cuando el ser humano experimenta negativamente este estado angélico de conciencia de la verdad, de la justicia, crea la distorsión humana de la falsedad, de la injusticia, de la deshonestidad, y así crea todo tipo de problemas en su vida para aprender las Cualidades Divinas, el nivel más alto de la existencia y de la espiritualidad.

La verdad, la justicia, la aplicación de la integración de las Cualidades del Ángel 18 Calieltambién puede experimentarse de formas diversas y sutiles; tanto cualitativamente como de forma distorsionada. Por ejemplo, ¿dije la verdad cuando esta persona me preguntó si me parecía bonita su ropa, o dejé un comentario demasiado positivo en su foto de Facebook por miedo a perder su amistad? ¿Digo que amo mi trabajo con sinceridad, o me motivo de esta manera para tranquilizarme, compensando mis inseguridades? A veces una mentira se manifiesta de forma muy sutil y nos enseña formas inconscientes de funcionar que pueden influir en la totalidad de lo que somos.

¿qué es un ángel de la guarda?

Hacer el mantra con el nombre de un Ángel

Invocando al Ángel, transformamos aquellas actitudes que nos perjudican, tomamos conciencia de ellas en nuestros sueños y a través de nuestras realidades, y poco a poco recuperamos todo nuestro potencial positivo a través del desarrollo de nuestras cualidades y de nuestra dimensión espiritual evolucionada.

Cuanto más estudiamos la conciencia, y cuanto más descubrimos nuestras memorias inconscientes a través de nuestros sueños, más nos damos cuenta de que los sueños son mundos de verdad, de evolución, de transformación, si los utilizamos y analizamos en profundidad.

Una Cualidad esencial para nuestra evolución... un plan de vida en sí mismo 🌟

Nuestros 3 Ángeles de nacimiento

Al nacer, los objetivos o las cualidades se programan en nosotros para que podamos encarnarlos, aplicarlos, aprender de ellos. Los Estados Angélicos de Conciencia también deben ser vistos como relacionados con nuestro plan de vida. Por ello, simbólicamente tenemos 3 Ángeles de nacimiento o Ángeles Guardianes, que son objetivos a alcanzar y que generarán múltiples situaciones para comprender y llevarnos a convertirnos en sus Cualidades Divinas y así llegar a ser un día un ser espiritual, un Ángel Guardián.

Los 3 Ángeles vinculados a nuestra fecha de nacimiento deben ser vistos de manera general, ya que también tenemos dentro de nosotros los 72 Ángeles en términos de conciencia, de estructuras cualitativas, siendo parte de nosotros, de lo que somos, y vinculándonos a la Conciencia Universal.

A veces nuestros Ángeles de nacimiento pueden ser también la representación de lo que necesitamos mejorar en nosotros mismos en esta vida; pueden ser lo positivo a desarrollar para transformar nuestras debilidades, nuestras principales distorsiones humanas, que necesitamos rectificar en nuestra vida, a través del desarrollo de las Cualidades puras que les corresponden.

Es aconsejable ver nuestros 3 Ángeles Es fascinante conocer a nuestros Ángeles de nacimiento; los 72 Ángeles son un conocimiento muy antiguo y representan un conjunto de Cualidades, Talentos, que además están interconectados, interfiriendo entre sí. Es fascinante conocer a los propios Ángeles de nacimiento; los 72 Ángeles son un conocimiento muy antiguo y representan un conjunto de Cualidades, Talentos, que debemos desarrollar progresivamente y que además están interconectados, interfuncionados, no divididos.

Así podemos entender que en el Trabajo (Ángel 36 Menadel)existe la Motivación (Ángel 45 Sealiah). Las dos Cualidades, o Campos de Conciencia, se presentan individualmente pero son simultáneamente Uno; de ahí la comprensión de lo que es la Conciencia Universal.

Nuestro camino es único

Cada ser humano es único, con cualidades y defectos que lo caracterizan en particular, y esto lo podemos ver, por ejemplo, con nuestro amigo que es muy sociable, un excelente comunicador, tal vez incluso trabajando en esta área, pero con una actitud extravagante de hacer siempre demasiado para llamar la atención. O con un cónyuge muy inteligente, que siempre ha estado a gusto con la ciencia, que resuelve situaciones y conceptualiza con una lógica brillante, y que al mismo tiempo tiende a ser excesivamente complicado, detallista, seco y rígido en su forma de actuar.

Estas especificidades se deben a nuestro bagaje inconsciente, que es único para cada uno de nosotros, y que podemos ver de forma global a través de nuestros Ángeles de nacimiento y de los objetivos representados por los 72 Ángeles.

¿Por qué 3 planos de manifestación?

Porque corresponden a todos los planos de nuestro ser:

  • El plano físico, que corresponde a nuestras acciones concretas, como nos manifestamos en el día a día, como actuamos.
  • El plano emocional, que corresponde a nuestras emociones, como nos sentimos, nuestros sentimientos
  • El plano intelectual, que corresponde a nuestros pensamientos, nuestro mental, nuestros conceptos.

Puedes descubrir a los Ángeles según sus planos de manifestación con los Calendarios Angélicos de los 72 Ángeles

Nuestros Ángeles de la guarda (o ángeles de nacimiento) representan quiénes somos en términos generales, el marco principal, el plan de lo que tenemos que desarrollar para manifestarnos de la manera más hermosa y correcta, en profundo acuerdo con nosotros mismos en nuestras vidas.

Tomar conciencia de nuestro objetivo de convertirnos en un ángel de la guarda es comprender mejor el sentido de la vida... Las mejoras a realizar en nuestra personalidad, nuestras aspiraciones, nuestras motivaciones y, más profundamente, en nuestro plan de vida.

Para saber cuáles son tus 3 Ángeles de nacimiento (nuestros 3 ángeles de la guarda), puedes ir a la página Encuentre sus ángeles de nacimiento.

Leer el artículo completo
Mostrar
Blog-UCM-Le-Temps-01
Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
Reddit
Correo electrónico
La vida está en constante movimiento y nunca se detiene, como un río que fluye sin cesar... Pero eso no significa que no podamos tomarnos un momento para apreciar el pasado. Recordar los buenos momentos, así como las dificultades que nos hicieron evolucionar. Así que da un paso atrás y mira tu vida. Mira todo lo que has logrado y todo lo que has aprendido. Y agradece cada momento, cada señal, cada sueño que te guía en cada momento. Porque todos ellos forman parte de tu historia y construyen en quién te estás convirtiendo.

Nos complace compartir un poema transmitido por un alumno del IRSS, una hermosa inspiración que nos hace replantearnos el papel del tiempo en nuestra evolución... 

Tiempo,

Hace tiempo que te definí en horas, meses, años
Tal vez en el fondo para tratar de controlarte
Te conté, te calculé, te cuantificé, para satisfacerme
Antes, pensaba que sólo eras lineal.

Tiempo del pasado,

Demasiado a menudo nostálgico para ti
Eres más que un recuerdo, eres parte de mí
En la ignorancia, a menudo te lloré
Pero tú, Pasado, sigues presente para que pueda conocerme, estudiarme y trascenderte.

Tiempo del presente

Lo sé, el tiempo del pasado te influye dentro de mí
Pasas demasiado rápido o demasiado lento, a veces me tiras
No siempre te vivo con la suficiente conciencia
Pero quiero hacer todo lo posible para vivirte ahora.

Tiempo del futuro

A veces me has creado angustia
Eres el tiempo pasado y presente que se entrelazan
Finalmente eres el fruto más hermoso de mi inconsciente y de mi presente
Formar un programa que me lleve a vivir un día más consciente y Angelicalmente.

Tiempo del pasado, presente y futuro

Todos ustedes viven dentro de mí, cada momento
Metafísicamente
Os veo en mis sueños
Nunca te detienes, nunca das tregua

Tiempo multidimensional,

Tiempo del pasado, se cree que te has ido
Tiempo del futuro, se cree que aún no está definido
Y sin embargo, en la penumbra y en la luz, como una interconexión, interactúas
Cada momento, a través de mis emociones, mis acciones y mis pensamientos.

Pero tú, Tiempo,

Al final, ¿de qué sirve definir tu velocidad?
Tienes mucha más fineza y sabiduría
Simplemente estás aquí, una parte de mí, ¿para conocerme mejor?
¿Estás aquí para aprender, comprender, trascender y finalmente renacer?
¿Puedo concluir que, en última instancia, eres intemporal, porque eres muy multidimensional?

 

Un estudiante de la Formación del IRSS

Leer el artículo completo
Mostrar
featured-image-blog-irss:dssi
Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
Reddit
Correo electrónico
Todos soñamos cada noche, así lo recordemos o no... y en muchos casos, esos sueños pueden parecer más reales que la realidad misma... Cuál es el sentido de esas imágenes misteriosas que nos llegan en sueño durante la noche? Qué mensaje nos quieren transmitir? Y si tuvieran algo que decirnos..... y si fueran revelaciones que nos pueden ser transmitidas para mejorar nuestra vida....

Aprende a interpretar tus sueños con la Formación ISSS

El Centro de Enseñanza e Investigación UCM se complace en presentar este evento de descubrimiento, gratuito y en línea, que aporta una comprensión profunda y avanzada de la interpretación de los sueños y las señales que podemos recibir en nuestra vida cotidiana.
Desde hace más de 20 años, han asistido a nuestros cursos de formación médicos, psicólogos, enfermeras, terapeutas, profesores, empresarios, amas de casa y pensionados de muchos países, y nuestro equipo de expertos en Lenguaje Simbólico ha analizado más de 100.000 sueños y trabajos de estudiantes de una amplia gama de culturas y entornos sociales, y ahora comparte este conocimiento a través de cursos de formación únicos en el mundo.

Investigación sobre más de 50.000 sueños analizados

Basándose en los trabajos de investigación de los profesores Kaya y Christiane Muller, desarrollamos en 2013 el Curso de Formación ISSS (Interpretación de Sueños, Símbolos y Señales), a través de un programa muy completo y profundo que permite a cada uno de sus estudiantes aprender a analizar sus propios sueños, y además convertirse en un experto acreditado por nuestro Centro de Enseñanza e Investigación.

6 horas de talleres y de conferencias gratis, presentadas en francés.

12 talleres únicos presentados por expertos en Lenguaje simbólico de varios países
(Canadá, Francia, Suiza y Bélgica)

El Curso de Formación ISSS, presentado en este evento, es un curso de formación internacional, 100% en línea y cuyos trabajos son revisados por un profesor cada semana.

Presentación detallada del programa del Curso de Formación ISSS

Leer el artículo completo
Mostrar
featured-image-blog-extreme
Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
Reddit
Correo electrónico
La espiritualidad vivida de manera correcta es fuente de armonía, de bienestar, de descubrimientos y de comprensiones profundas de sí mismo y del Universo.

A veces, al comienzo del camino, puede ocurrir que al profundizar su espiritualidad, sus meditaciones y sus reflexiones, algunas personas se vuelven muy duras consigo mismas... Incluso pueden llegar a ser demasiado exageradas en sus principios y valores; se vuelven picantes, críticas consigo mismas o con los demás, incluso intolerantes cuando están, por ejemplo, en una situación de adversidad o frente a los que se oponen a su visión del mundo...

Pero por qué? En este artículo presentamos algunas de las principales memorias inconscientes que nos afectan en nuestro camino espiritual, pudiéndo convertirnos en seres más duros, rígidos con nosotros mismos y con los otros...... así descubriremos que no es la espiritualidad misma la que nos lleva a ser extremistas, sino nuestras memorias inconscientes que influencian de manera muy profunda nuestra forma de avanzar en nuestro camino espiritual....

Y sin embargo, qué significa ser espiritual?

Contrariamente a lo que la gran mayoría de gente piensa, ser espiritual no es sólamente rezar o practicar un ritual particular; ser espiritual, es ser cualitativos en todo lo que hacemos..... Porque la espiritualidad es un camino de evolución, de mejoría que puede acoger a todos aquellos que desean conocerse a sí mismos y comprender mejor el sentido profundo de la vida, cualquiera que sea de la tradición, la religión, etc..

Incluso si muchos asocian religión y espiritualidad, ser espiritual no depende de una práctica religiosa, por el contrario, es una filosofía, una forma de vivir en relación con las multidimensiones de la vida. También es una búsqueda para comprender más profundamente lo que se vive... Una búsqueda de sentido en la rutinda de "metro-trabajo-dormir"... Una forma de intentar entender la vida y comunicarse más profundamente con ella, con uno mismo...

Y ser espiritual, en realidad, se reduce a desear convertirse en la mejor versión de uno mismo, buscando desarrollar cualidades de vida que generen felicidad en todos los niveles...

Todo el mundo busca la felicidad... y de una manera u otra, todos son espirituales, sin siquiera saberlo a veces... Un hombre que ayuda con altruismo es espiritual, un niño que baila bajo la lluvia es espiritual... Una persona enferma que sonríe a la vida es espiritual... Todos tenemos nuestros momentos de profundidad y todos tenemos la capacidad de conectarnos con una fuerza más grande que nosotros mismos ...

Además, cuando la medicina, por ejemplo, no sabe cómo responder a las enfermedades experimentadas, muchos recurren a la espiritualidad, para encontrar la causa profunda de su malestar interno o externo... Y tienes que saber que la espiritualidad realmente puede darte respuestas, sí, respuestas mucho más precisas y lógicas de lo que piensas, pero para eso realmente tienes que encontrar una enseñanza espiritual moderna y equilibrada ... y sobre todo buscar respuestas con discernimiento, para no entrar en el extremismo que destruye en lugar de ayudarnos a construir... y sobre todo buscar respuestas con discernimiento, para no entrar en el extremismo que destruye en lugar de ayudarnos a construir...

El perfeccionismo y los grandes ideales

El perfeccionismo es una esencia que en su aspecto positivo nos ayuda a mejorarnos, a superarnos para conseguir lo mejor de nosotros mismos... Pero a veces el perfeccionismo también puede afectar nuestro ánimo y volvernos secos, demasiado analíticos, demasiado cuadriculados, insatisfechos ...

Nuestro plano emocional puede entonces bloquearse y causar una profunda frustración si no somos capaces de reconocer nuestros esfuerzos, de felicitarnos por los pasos que damos... Y amar la vida en la perfección de sus imperfecciones...

Este perfeccionismo puede afectar nuestras aspiraciones espirituales. Tener ideales, valores espirituales en nuestros conceptos es algo positivo, porque nos permite seguir nuestros sueños durante nuestro camino espiritual, y mantener de esta forma una intención concentrada de porqué trabajamos en nosotros mismos, sobre las cualidades y virtudes que aspiramos alcanzar e integrar. La fuerza de la intención puede conducir a la manifestación de nuestras más altas aspiraciones.

https://images.unsplash.com/photo-1491555103944-7c647fd857e6?ixlib=rb-1.2.1&q=85&fm=jpg&crop=entropy&cs=srgb&ixid=eyJhcHBfaWQiOjYzOTIxfQ

Sin embargo, los grandes ideales peuden, al combinarse con algunas debilidades, llevarnos a ser extremos. Cuando nuestras metas son demasiado grandes, y queremos llegar a la cima de la montaña en primer lugar.... Cuando nuestro ego empieza a jugarnos malas pasadas... Porque necesitamos ciertas cualidades en paralelo para alcanzar esas altas cumbres de forma justa y correcta, sin hacernos daño sino al contrario, fortaleciéndonos.

La falta de amor

Somos espirituales cuando hacemos todo bien para manifestarnos conscientemente con la voluntad de hacer siempre lo mejor que podamos. La espiritualidad es poner el conocimiento en todo lo que hacemos. Nos observamos a nosotros mismos y trabajamos para transformar nuestras distorsiones, nuestras debilidades, donde actuamos, sentimos o pensamos de una manera que sabemos que es injusta.

Cuando estamos en este camino de evolución pero nos falta bondad o amor hacia nosotros mismos, esto puede generarnos grandes discrepancias en nosotros ... Como un genio que se vuelve demasiado concetrado en su cabeza y no lo suficiente en su corazón ...

Buscamos encarnar nuestros valores careciendo de gentileza, comprensión, benevolencia, lo que puede herirnos y al mismo tiempo impedirnos evolucionar, porque buscar aplicar el conocimiento sin amor no funciona... Esta actitud nos crea bloqueos, nos limita... Nos hace más conceptuales que concretos, nos trae frustración... Nos encontramos entonces en un círculo vicioso de dureza, exigencia, analizando nuestro entorno de forma seca... Y podemos desperdiciar mucha energía en ello...

La vida es una escuela, y debemos acompañarnos con el mismo amor que daríamos a un niño: cuando quiere aprender algo, mejorar algún aspecto y se desanima, llora o es duro consigo mismo, le hablamos con amabilidad, lo consolamos... Y este amor le da la voluntad de comenzar de nuevo de una mejor manera para lograr sus sueños, luego puede regenerarse naturalmente y lograrlo ...

Para poder aprender realmente, tenemos que amar.....

En nuestra espiritualidad es el mismo proceso, debemos volver a aprender a amarnos a nosotros mismos, a complementarnos elevando nuestras cualidades, reconociendo dónde hemos actuado bien en nuestro día, etc. Esto es parte del camino, para que nuestro aprendizaje sea efectivo y sin extremismo. Para así mantener el lado bueno del perfeccionismo que nos ayuda a superarnos a nosotros mismos, pero sin ser demasiado exigentes ni insatisfechos...

Falta de auto-análisis y de visión global

Volverse extremo con uno mismo o con los demás es también una señal de que nos falta perspectiva, humildad y discernimiento.

Pero, ¿qué es aplicar el retorno a uno mismo o auto-análisis? Esto es lo que hacemos cada vez que tomamos altura en relación a una persona o una situación que nos afecta, para reconocer que lo que nos molesta en el otro es en realidad el reflejo de algo que nos perturba en nosotros mismos.

El otro siempre es un reflejo de si mismo... En términos de porcentajes de memorias conscientes o inconscientes...

Cuando no hacemos esto, proyectamos nuestras propias molestias hacia el exterior de diferentes maneras: a través de reproches, comentarios punzantes ... O incluso tratando de influir al otro para que coincida con nuestros ideales, sin darnos cuenta de que al actuar de esta manera, somos duros y a veces controladores... Todas estas actitudes contribuyen a hacernos extremos en nuestra forma de vivir nuestra espiritualidad, y en general no nos damos cuenta de que actuamos igual hacia nosotros mismos...

Reforzar esta Ley de Resonancia según la cual atraemos lo que somos tanto en aspectos positivos como negativos nos permite estabilizarnos, ser más sólidos y confiados en nuestro camino de evolución. Desarrollamos el desapego, siendo responsables... Ampliamos nuestra visión global y así descubrimos la verdadera humildad.

De hecho, a medida que profundizamos nuestra espiritualidad, nuestra visión de la vida se expande. Poco a poco nos damos cuenta de los diferentes recuerdos que constituyen nuestro inconsciente, y el hecho de que nuestras experiencias del alma, se construyen sobre vidas, y vidas ... Que nuestras distorsiones son porcentajes de lo que somos, y que representan, una vez transformadas, nuestro mayor potencial positivo y cualitativo...

Con el tiempo nos damos cuenta de que la limpieza de los recuerdos se hace diariamente con paciencia y amabilidad, y que nos permite elevarnos, mejorar, y también inspirar a nuestro entorno para transformarse positivamente...

Esta visión colectiva y universal aporta una profunda serenidad... Pero puede ser frenada o influenciada por una fuerza negativa que todos podemos experimentar, algo que a veces nos empuja a centrarnos en nuestra persona de manera negativa, a satisfacer egoístamente ciertas necesidades, ciertas inseguridades, etc.

Y algunos piensan que ya han alcanzado altos niveles de espiritualidad, piensan que han llegado a la cima, mientras que en realidad, el camino apenas está comenzando... Esto se llama el ego espiritual.

El ego espiritual

Como hemos visto, la espiritualidad y el camino de evolución despiertan unas fuerzas en nuestro inconsciente que nos hacen superarnos a nosotros mismos, mejorarnos y otras memorias pueden limitarnos. Hay porcentajes de memorias en nosotros, comportamientos antiguos, formas de pensar que hemos codificado que no necesariamente queremos mejorar, para desarrollar cualidades... Para mantener la calma en lugar de volverse agresivo ... Para disculparse en lugar de dominar... Nuestro ego es parte de él, y su influencia sobre nosotros puede llegar a ser profunda.

Podemos reconocer fácilmente cuando nuestro ego espiritual nos influencia: Nos sentimos superiores a los demás, sentimos que tenemos la verdad absoluta, que lo que otros viven o han dicho es mucho menos importante que nuestro propio conocimiento y entendimiento... Esto tiene el efecto de inferiorizar a las personas con las que nos comunicamos, y hacer que estemos constantemente rodeados para alimentar esta fuerza negativa en nosotros, o para aislarnos.

Motivados por el ego negativo, podemos encontrarnos en una forma de espiritualidad distorsionada y retorcida donde buscamos satisfacer nuestras necesidades personales, llenar nuestras inseguridades generadas por nuestro apego a la materia. Mucho más que evolucionar... Entonces podemos convertirnos en prisioneros de una ilusión que nos empobrece con el tiempo... y que nos hace perder de vista el verdadero camino espiritual...

El ego espiritual nos impide comprender el lugar de cada uno en el proceso de evolución individual y global. Una persona guiada por el ego espiritual no cuestionará sus propias actitudes, emociones y pensamientos, y no aplicará realmente la Ley de la Resonancia, porque cuando lo hacemos con sinceridad y profundidad, la máscara del ego ya no tiene su lugar, encontramos nuestro camino y nuestro equilibrio entre la confianza en nosotros mismos y la humildad...

Las soluciones y la espiritualidad balanceada, sin extremos

Es normal que diferentes recuerdos salgan a la superficie cuando somos espirituales, y es un verdadero regalo del Cielo al mismo tiempo, esto es parte del camino ... Reconocer nuestras debilidades significa que estamos listos para transformarlas y pasar a otra etapa de comprensión ...

Cuando percibimos que de una forma u otra somos extremos, podemos meditar con mantras positivos, como con las técnicas de Angélica Mantra para desarrollar las cualidades que necesitan ser trabajadas cuando vivimos con el extremismo, por ejemplo: la receptividad, es decir, la capacidad de escuchar, de acoger, acompañamiento, benevolencia, amor, indulgencia, equilibrio, etc... Estas cualidades nos permiten volver a aprender a querernos de verdad, a encontrar el equilibrio en nuestra forma de construirnos, de elevarnos, tanto internamente como en nuestra forma de actuar...

El mantra es una de las técnicas de meditación más antiguas que existe, desde tiempos inmémoriables. Es tan poderoso como sencillo de practicar. Es tan poderoso como sencillo de practicar. Basta con repetir una palabra, un nombre sagrado o una frase que tenga un significado profundo.

Con el mantra, es la intención lo más importante y debe ser positivo para generar una reprogramación positiva de la conciencia...

Trabajar con mantras es realmente proporcionar soluciones a nuestros problemas, porque nos convertimos en lo que nos repetimos internamente... Y cuanto más repetimos cualidades para nosotros mismos, más podemos programarlas en nosotros mismos y a nuestro alrededor.

Nos convertimos en lo que nos repetimos a nosotros mismos...

Leer el artículo completo
Mostrar