Idioma
¡Hola ! 👋

Su idioma actual :

Otros idiomas disponibles:

5 señales que muestran que eres Espiritual

Siempre te has sentido diferente de los demás. Te haces preguntas para las cuales la mayoría de la gente no tiene una respuesta. Observas a los miembros de tu familia y te das cuenta de cosas sobre ellos que ni siquiera ellos mismos se dan cuenta. ¿Crees que tienes un problema? No te preocupes, es normal. Estás viviendo una apertura de conciencia y te estás volviendo espiritual...
Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
Reddit
Correo electrónico

1 – Tu sientes que estás actuando todo el tiempo

Cuando eras más joven, te gustaban mucho las reuniones familiares, jugar con tus primos, ver a tus tías y tíos, o amigos de la familia. Pero últimamente, te parece diferente. Te das cuenta de que tu tío siempre cuenta las mismas historias sobre su trabajo y te obligas a escucharlo. Cuando te saluda tu tía, ella siempre te besa con su colorete que te unta tu mejilla, y te abraza, casi dándote un agarre de lucha libre. Y lo peor es que no se da cuenta... 🙂 Tu primo hace chistes sucios durante la comida y hace reír a todos, pero sientes que su esposa ha tenido suficiente y que se ha estado forzando para sonreír durante demasiado tiempo.

Y tú, en medio de todo esto, sigues siendo el que siempre es amable con todos. Te gustaría decir algunas cosas, pero tratas de incomodar a nadie a tu alrededor porque sabes que podría afectar el estado de ánimo de todos. Así que te callas, sonríes y sigues actuando tu parte, como todos los que te rodean...

Es muy común cuando nos volvemos espirituales sentir que estamos como actuando papeles o roles con las personas que nos rodean. Y esto es normal al principio, porque para conocernos en profundidad, debemos experimentar, y "probar" todos los roles que existen para entenderlos mejor. Tienes que haber sido demasiado amable para entender la verdadera bondad ... Y tienes que ser aplastado para saber dónde están tus límites y hacerlos respetar... Así como tienes que haber sido demasiado imponente con los demás para saber hasta dónde puedes llegar.

"Es normal interpretar papeles al principio ... Experimentamos con nuestra personalidad... Hasta que encontremos la Esencia de lo que somos..."

Un día, llegamos a comprender estos diferentes roles que hemos desempeñado, o que hemos visto a nuestro alrededor, y entendemos que algunas energías no crean una energía armoniosa, y que otras pueden crear una atmósfera hermosa. Analizamos el + y – de cada uno y sabemos qué roles son positivos, cuáles son negativos... Y entonces podemos integrar en nosotros mismos el lado positivo de lo que hemos vivido...

Y es conociéndonos mejor a través de nuestros sueños que realmente podemos conocer las facetas de nuestra personalidad. Podemos ver en nuestros sueños nuestras necesidades de atención, nuestros deseos de agradar, nuestros recuerdos de falta de autoestima, etc... Pero también nuestra energía acogedora, nuestra generosidad, nuestra motivación y todas nuestras hermosas cualidades ... Y al estudiarlos y comprenderlos, también podemos reconocerlos mejor cuando se manifiestan a diario, ya sea en nosotros mismos o a través de las personas que nos rodean.

Con la apertura de conciencia que vivimos cuando somos espirituales, podemos sentirnos muy desestabilizados, porque descubrimos muchas partes diferentes de nosotros mismos, y nuestra personalidad puede sentirse fragmentada, sin saber quiénes somos. Pero al practicar la meditación o Mantra, podemos encontrar una unidad en nuestra personalidad, saber cuál es nuestra esencia principal y desarrollarla de una forma que sea constructiva para nosotros mismos y para las personas que nos rodean. Ya no necesitamos jugar un papel, porque nuestra personalidad está mejor unificada, enfocada.

Entonces podemos reaccionar más fácilmente a las diferentes energías que encontramos a diario... Somos capaces de hablar con alguien que nos ha faltado el respeto, diplomáticamente, sin proyectar nuestra molestia en el otro. Y somos capaces de dejar pasar también, para no ser extremos en nuestra reacción ... Y tenemos compasión por el otro en ese momento, en lugar de responder con odio, porque volvemos hacia nosotros mismos... Entendemos que el otro siempre nos muestra una faceta de nosotros mismos a través de la Ley de la Resonancia...

"Con la Ley de Resonancia, entendemos que el otro es siempre una parte de nosotros mismos".

Porque sí, tu tío, tu tía y tu primo siempre serán una parte de ti a transformar... Y si te sientes perturbado por su actitud, es porque hay algo que entender al respecto, y porque hay un porcentaje en ti que resuena con ellos ... Y si trabajas en ello, lo transformas en ti, un día ya no te molestará y serás capaz de reaccionar de la manera correcta.

Cuando somos espirituales como tú, es nuestra responsabilidad trabajar en nosotros mismos, no proyectar nuestra perturbación en el otro. Y si logramos hacerlo un día a la vez, un recuerdo tras otro, entonces llega el día en que nos sentimos unificados, seguros y ya no necesitamos actuar roles... Porque sabemos quiénes somos, sabemos quién es el otro, y sabemos exactamente cuál es la energía adecuada para adoptar con cada persona ...

2- Buscas un sentido a tu vida

Cuando ves a las personas que te rodean, algunas tienen un buen trabajo, un buen salario, pero sientes que algo falta en sus vidas... Tienes la impresión de que viven en una ilusión... La parte material está presente, tienen una familia, etc. pero no se ven realmente felices. Antes, no te dabas cuenta, pero cuanto más observas a las personas que te rodean, más entiendes que la materia y el dinero son herramientas que ayudan a crear estabilidad, pero no son la fuente de la felicidad...

Así que te haces preguntas y te cuestionas ¿qué estás haciendo allí? ¿Por qué vivimos, por qué morimos? ¿Cuál es el punto de tener un trabajo si no eres feliz haciéndolo? ¿Y por qué pensamos más en el salario que en otra cosa para motivarse?

Es muy importante hacerse estas preguntas, y a menudo encontramos estas preguntas en personas espirituales. Porque un día, cuanto más profundamente entendemos la vida, más conscientes somos de las ilusiones en las que vive la mayoría de la gente. Pero al mismo tiempo, hay un aspecto esencial para entender de todo esto, porque las ilusiones tienen su lugar... La Ilusión es educativa,y es importante no olvidarlo... Si les dices a tus padres de la noche a la mañana que su matrimonio es una ilusión porque realmente no se aman, o que han pasado 40 años de sus vidas haciendo un trabajo que no les gusta, probablemente no van a reaccionar muy bien... 🙂

"Nunca debemos imponer nuestros valores a los demás, así sean positivos".

Es por eso que tienes que tener cuidado cuando eres una persona espiritual para no volverte extremo en cuanto al significado de la vida. Sí, elegiste ver la vida más profundamente, y eso es genial. Pero no es porque el otro no medite o sea demasiado materialista que es una mala persona... Tal vez tu tío cuenta chistes sucios en reuniones familiares, pero al menos es una persona confiable, bien organizada en su trabajo, es un buen padre de familia que ama a sus hijos... y eso es muy importante no olvidarlo.

El sentido de la vida es algo muy personal y profundo, y es por esta razón que nunca debemos imponer nuestros valores a los demás, así sean positivos. Porque incluso lo positivo, si se impone al otro, puede volverse negativo debido a la intención que tu le pones... Entonces, antes de hablar con tu tío sobre el significado de la vida, amárrate la lengua 7 veces y ten cuidado de no "trastornar su cerebro" demasiado rápido ... Porque el necesita sus etapas para evolucionar y desarrollar cualidades que no podría desarrollar de otra manera 🙂.

3- No te sientes bien y no sabes por qué

Si bien tienes todo lo que necesitas en tu vida... Tienes un lugar para quedarte, una familia, comida y materia en abundancia a tu alrededor, tienes todo para ser feliz pero no lo eres y eso te cuestiona. Así que vas a un psiquiatra y él te da un diagnóstico: sufres de depresión. Tiene razón, y queriendo hacerlo bien te receta antidepresivos. Eso, te ayuda y mejora por un tiempo, pero cuando dejas de tomarlos, es caída libre. Es una montaña rusa en tus emociones mientras todo está tranquilo a tu alrededor, y te pone patas arriba ...

Pero no es culpa de tu psiquiatra. Te aconsejó con sus mejores conocimientos, y los antidepresivos tienen todo su lugar para las personas que son peligrosas para sí mismas o para los demás. Pero si realmente quieres sanarte profundamente, es hora de ir y conocer tus recuerdos ... Ellos son los que crean estas brechas en tu vida...

Y cuando entendemos la realidad de los recuerdos, incluso nos damos cuenta de que la depresión es una etapa que a veces es necesaria para algunas personas... Porque alguien que está deprimido está experimentando una apertura de conciencia ... Y esto puede activar en él una nueva fuerza, un germen de renovación que no habría sido posible sin esta aparición de recuerdos. Todas estas fases son típicas de las personas espirituales, e incluso si realmente no te sientes deprimido, tu entiendes lo que pasa y tu también tienes tus subidas y bajadas de ánimo sin saber porqué.

"Son nuestas memorias las que están al origen de todas las dificultades que encontramos... Como una computadora que estaría saturada de programas..."

De hecho, son nuestros recuerdos los que nos hacen no sentirnos bien por dentro... Y a veces también pueden hacernos actuar raro... Como rechazar a alguien que amas, tener miedo al amor o sentirte atraído por alguien que nos hiere o nos falta el respeto...

Todo esto lo puedes ver en tus sueños. Y al trabajar en tus sueños, estudiarlos y entenderlos, realmente puedes entender profundamente por qué no te sientes bien. Y con la práctica de la meditación, del Mantra, puedes limpiar tus recuerdos, y así transformarte desde el interior.. Y ahora sí entiendes porqué te sientes así... Y puedes comenzar a apreciar de nuevo lo que la vida te ha dado.

Es muy importante ser agradecido por lo que has recibido en la vida, incluso si no es perfecto. Siempre debemos tomar un momento en nuestro día en el que agradecemos a la Vida, al Universo o a Dios, como sea que lo llamemos, por todo lo que es positivo en nuestra vida. Y un día, si cultivamos esta actitud, incluso somos capaces de sentir gratitud en los momentos más difíciles, negativos... Porque entendemos que lo negativo está ahí para ayudarnos a evolucionar.

Si, a pesar de tus esfuerzos, todavía te sientes en dificultad, puedes en toda libertad pedir una cita en la clínica UCM. Sabemos lo que es no sentirse bien. Todos lo hemos experimentado... Y si quieres tener consejos de vida profundos sobre lo que estás experimentando, puedes estar seguro de que serás comprendido y acompañado con benevolencia y amabilidad ...

4- Te gustaría cambiar el mundo... pero no sabes cómo

Cuando ves las noticias en la televisión, te preguntas por qué no hablamos de temas más importantes. Siempre es el mismo estribillo, la misma energía de miedo, de inseguridad que se cierne sobre él. Ya has tenido suficiente y te gustaría que la gente tomara conciencia de la belleza de la vida, saliera de sus problemas y dejara de preocuparse por ello. Incluso empiezas a preguntarte si hay una conspiración en alguna parte..

Así que estás tratando de cambiar el mundo que te rodea. Tienes debates acalorados con algunos amigos que piensan diferente. Te llaman idealista, pero te resistes. No te dejas. Y a veces creas tensión con sus seres queridos. Te enojas con las personas que tienen una visión demasiado realista o cruda de la vida. O no dices nada, y permaneces en silencio, pero te aplastan las opiniones de los demás... Hum...

Así es como reaccionará a menudo una persona espiritual: ya sea siendo demasiado reaccionaria, extremista, o no diciendo nada y siendo demasiado amable. O a veces pasando de uno a otro. Y un día entendemos que no importa cuánto intentemos encontrar los mejores argumentos del mundo, si el otro no quiere cambiar, no cambiará.

Pero al mismo tiempo, no es una excusa para evitar conflictos y nunca hablar cuando alguien te pide tu opinión. Debemos tener cuidado cuando somos espirituales de no huir de las incomodidades que podamos tener sobre ciertos temas o ciertas personas. Ni retirarse de la sociedad diciéndose a si mismo que, en cualquier caso, nunca podremos cambiarla...

"Es el profundo deseo de mejorarse a sí mismo que todos tienen interiormente, lo que algún día puede cambiar el mundo ... Una persona a la vez".

De hecho, cuando somos espirituales, a veces sin saber cómo cambiar el mundo, preferimos retirarnos de él... Pero esta no es una solución ideal. Si queremos cambiar una sociedad, también debemos entender sus reglas, su funcionamiento, cómo cambiarla desde adentro respetando el ritmo de cada una de las personas que viven allí. Es lo mismo en una familia, si quieres resolver conflictos, irte no es una solución, más bien debes discutir, encontrar soluciones juntos para ir hacia adelante, con esfuerzos de cada uno.

Así que si quieres cambiar el mundo... Cámbiate a ti mismo primero... Y verás que tus esfuerzos positivos algún día también inspirarán a otros. Si superas problemas o dificultades, algún día puede convertirse en un ejemplo para las personas que te rodean. Hablarás de ello con más sabiduría, experiencia, y a través de tu experiencia tú mismo podrás ayudar a otros algún día si lo deseas.

Incluso cambiarás tu forma de trabajar, de hablar con tu familia, con tus compañeros... Esto generará preguntas a tu alrededor, te preguntarán cómo haces para tener una energía así... Y podrás decirles que estás trabajando en ti mismo, con toda humildad y sinceridad... Y tal vez algún día incluso te cuenten uno de sus sueños, porque sentirán que podrías darles respuestas... Y ahí es cuando entenderás que para cambiar el mundo, cada uno tiene que hacer su parte.

5- En el fondo sabes que no hay casualidad

Cada vez que miras el reloj, ves que pone las 11:11 o las 7:07. A menudo ocurre que piensas en alguien y te llama unos instantes después. A veces te sientes conectado con tu entorno y "sientes" las cosas antes de que sucedan. Es un hecho: estás empezando a desarrollar tus poderes espirituales.

A esto se le llama clarividencia, la capacidad de sentir las cosas que te rodean con una sensibilidad que va más allá de tus sentidos. Y este es uno de los primeros signos de que una persona es espiritual. La ciencia demuestra cada vez más que todo en el universo está conectado, vinculado de alguna manera, y que acontecimientos que a primera vista parecen muy distantes pueden tener un significado común, un vínculo metafísico...

El universo puede compararse a un gran ordenador viviente, donde todo está calculado, organizado con precisión para que se produzcan determinados acontecimientos. Y cuando trabajamos en nosotros mismos, cuando meditamos, cuando estudiamos nuestros sueños, somos capaces de "entrar" en este marco, en este ritmo de la Vida, que siempre nos trae exactamente lo que necesitamos.

"El universo es un ordenador vivo donde todo está organizado.

Pero, ¿piensas así cuando caminas sobre caca de perro? ¿Piensas así cuando pierdes el autobús antes de una reunión importante? ¿Crees que no hay ninguna posibilidad cuando estás fuera sin paraguas y un chaparrón te empapa de pies a cabeza?

Todo tiene una razón de ser en la vida. A veces no entendemos el por qué en el momento, pero cada situación, dificultad o evento tiene un significado profundo para nuestra evolución. Incluso los eventos "pequeños" en realidad tienen un lugar importante en nuestras vidas. El simple hecho de ir al baño puede verse como un gesto banal, o una purificación profunda y dimensionada... Respirando también, todos lo hacemos inconscientemente, pero cuando tomamos una buena bocanada de oxígeno en conciencia, ¡Qué bien se siente! Siéntete cómodo respirando profundamente si lees esto, estoy seguro de que te hará bien 🙂

Así que continúa observando la vida, sintiéndola, observando todo lo que te sucede desde un ángulo de evolución, de comprensión. Y con el lenguaje simbólico, incluso una caca de perro puede adquirir un significado muy profundo y educativo ... 🙂 Porque cuando entendemos el significado de lo que nos sucede, ya no "sufrimos" la vida o los eventos dolorosos; Integramos su sentido educativo, y nunca estamos perdidos o en incomprensiones... Tenemos una guía profunda que nos permite orientarnos en momentos de duda...

Así que si a veces dudas de tu camino... Pide sueños... Solicita señales... Y verás que el Cielo y el Universo te ayudarán... No siempre en la forma en que piensas, sino en la mejor manera de hacerte evolucionar... Ya eres espiritual... Ves la vida de manera diferente...

Entonces, ¿estás listo para cambiarla?