Idioma
¡Hola ! 👋

Su idioma actual :

Otros idiomas disponibles:

No, no es "sólo un sueño".

-Hola, ¿cómo estás?
-Muy bien, gracias, excepto por este sueño raro que tuve anoche. Me dejó una sensación extraña al levantarme.
- Ah, ok y ¿cuál fue tu sueño?
-Oh, fue intenso. Soñé que nuestra casa era completamente arrasada por una enorme inundación y que nuestro perro se ahogaba.
-¡Oh sí! ¡Pero aún así! La buena noticia es que es sólo un sueño. No te preocupes, tu perro está vivo y bien, y tu casa está bien. Venga, vamos a tomar un buen café...
Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
Reddit
Correo electrónico

La respuesta pre-fabricada, un golpe al primer dominó

¿Cuántas veces has escuchado en una conversación, en una película o incluso en una conversación de pasillo que un sueño es "sólo un sueño"?

Y si este tipo de respuesta pre-fabricada, dicha de modo semiautomático para tranquilizar a la otra persona (y luego cambias rápidamente de tema porque se vuelve incómodo) hiciera que, en realidad, dieras el primer golpe a un dominó y de ahí desencadenaras un verdadero efecto dominó bajo la superficie? ¿De los que alteran las oportunidades de la vida o, peor aún, meten el polvo más atrás bajo la alfombra?

 

La clave: percibir más allá de nuestros sentidos

Si un sueño, no importa cuál, fuera de hecho la piedra angular que hay que identificar y así poder cambiar los derrumbes en cascada, curar las heridas y fundar las esperanzas, ¿seguiría siendo "sólo un sueño"? ¿Estarías dispuesto a mirar más allá de la símbolos y para comprender el código que rige este universo fantástico y a veces incluso terrorífico?

Al principio es difícil, como ser humano, interesarse por un mundo intangible, que parece 100% virtual y sin ninguna relación visible de causa a efecto. Por otro lado, la tecnología y la ciencia que se desarrollan son grandiosas, florecen con ideas brillantes y vanguardistas, tocando incluso los límites del mundo físico y metafísico. Sobrepasan los límites para hacer de una idea o un sueño, una realidad.

Las posibilidades y la inteligencia están más presentes que nunca, pero ¿por qué entonces nuestros sueños se perciben como "sólo un sueño"? Cuando una idea, tan intangible como un sueño, puede dar lugar a una revolución tecnológica y cambiar la calidad de vida de la humanidad.

Responder "es sólo un sueño" se convierte en cierto modo, en un intento de tranquilizarnos ante algo que nuestros sentidos aún no pueden identificar ni comprender. Vemos cómo nuestras sociedades tienden a valorar el mundo exterior en relación con el éxito, con la realización personal y, simultáneamente, todos nuestros sentidos principales se dirigen hacia ese entorno para identificarlo, comprenderlo y, en definitiva, sobrevivir.

Por eso vemos, saboreamos, olemos, tocamos y oímos. Es sencillo, innato y eficaz. Funciona sin que lo pensemos. Entonces nos mantenemos de forma natural en un modo de acción y reacción que apoya un cierto sentido de búsqueda de funcionalidad, claridad y progreso.

Estas percepciones son, sin duda, invaluables. Crean la armonía para manifestarse bien. Si se quita una, aparece una minusvalía. Cada uno de estos extraordinarios sensores nos convierte en unos verdaderos ordenadores, gestionando una extraordinaria cantidad de información en pocos segundos.

Pero, a la larga, esta naturaleza innata también podría convertirse en un sesgo para nuestra forma de funcionar si no se lleva más allá. Algo tan extraordinario como nuestros sentidos podría, por omisión y falta de voluntad, convertirse en una verdadera limitación para nuestra evolución. Si vemos los mismos caminos, si escuchamos los mismos ambientes, si olemos y saboreamos los mismos ingredientes y tocamos la misma superficie, entonces, tal vez, al final vivamos en un circuito cerrado… ?

 

Nuestro Código Fuente, los registros de la conciencia

Existe el mundo exterior, el que nuestros sentidos siempre han conocido, y también existe el mundo interior, el que requiere que hagamos una actualización de nuestros sentidos. Este último transmite continuamente un flujo de información en resonancia con lo que se percibe desde el exterior. En todas las situaciones y discusiones, inevitablemente juzgamos, evaluamos, nos sentimos felices, contentos o incluso enfadados, impacientes o tristes. Podemos sentir envidia, celos o incluso rechazar, simplemente por lo que sentimos dentro, en nuestro interior, y a través del eco que nos transmiten nuestros sentidos.

Al final, podemos decir que tomamos decisiones basándonos en cosas invisibles. Cosas que no se pueden ver, tocar, oír o saborear. Ahí es en donde se pone realmente interesante, ahí es en donde se puede decir que la metafísica influye realmente en la física de las cosas.

Así, podemos decir de este mundo -que anima la vida en nosotros, programa las primeras líneas de nuestros pensamientos, desarrolla nuestra emociones y desencadena nuestros comportamientos, que "codifica" lo que somos, nuestra personalidad, es nuestro Código Fuente. Donde tenemos una ventaja es que, a diferencia del mundo real, no necesitamos ser un desarrollador senior para ir a mirar los registros (registros que muestran información sobre si un código funciona o no → muy útil) de nuestra conciencia.

Este código instalado en nosotros, que puede crear desaceleraciones así como aceleraciones, de wow 🤩 como el ¡¡¡argh!!!😩, al final depende de nosotros si decidimos actualizarlo o no. Saber si queremos quedarnos en una versión del código que puede limitar nuestras posibilidades, o multiplicarlas añadiendo conocimiento a nuestras percepciones.

El Dreamverse, el metaverso que abre la noche

¿Has oído hablar del metaverso? Son estos florecientes mundos 100 % ficticios y multidimensionales, en los que se puede poseer un terreno, asistir a una obra de teatro o incluso ir de compras, son la metáfora perfecta de los sueños. Son virtuales y, sin embargo, están conectados a la realidad, están ahí y, sin embargo, si no se les presta atención, siguen existiendo.

Puedes ver de todo (y en el sentido más amplio de la palabra) y cada uno puede moverse con un avatar que le representa. Esto significa que si decides ser un león con un casco de DJ y un jet-pack en la espalda, puedes hacerlo.

En fin, no voy a entrar en detalles porque no es el objetivo de este artículo, pero míralo, infórmate y verás que estamos en las fronteras del mundo de los sueños, con las ventajas y desventajas que eso implica, claro.

Así pues, cuando soñamos por la noche, visitamos nuestro "dreamverse", es decir, el universo de nuestros sueños, el que representa por el simbolismo que está ahí. En efecto, cada símbolo que vemos, independientemente de su aspecto, se convierte en una especie de proyección holográfica de lo que somos y de un cierto porcentaje de nuestra personalidad.

De hecho, si soñamos con un coche cuyos frenos ya no funcionan, con un gato que no es feliz, con nuestro padre que nos abraza o con un colega que nos ayuda, todo ello representa fortalezas y debilidades que llevamos dentro.

Cuando tenemos buenos sueños, debemos verlos como un estímulo para hacer todo lo que hacemos de forma constructiva en nuestra vida y para seguir manifestándonos bien con los demás. Se puede decir que es una resonancia positiva con nuestros sentidos.

Sin embargo, debido a esta mencionada predisposición de orientarnos más hacia el exterior, suele haber una acumulación inconsciente o reprimida que lleva más a recibir sueños menos agradables o incluso pesadillas. Una de las claves que te invito a probar es verlas más como una señal de aviso en tu panel de control cuando conduces. ¡Sólo te detienes si se prende la luz roja! Así, la mayor parte del tiempo te puedes mantener operacional, mientras que al tiempo conoces los parámetros que hay que corregir.

 

La identificación es fundamental y universal

Es importante identificar cada sueño para analizarlo y evitar el famoso efecto dominó. Sabemos que la clave de la resolución de cualquier problema, ya sea de gestión, aeronáutico o de desarrollo web, es la calidad de la identificación. Cuanto más exacta y precisa sea nuestra identificación, mejor podremos aplicar una solución pertinente y adecuada como respuesta, sin dramatizar ni exagerar la magnitud del problema en cuestión.

Si quieres iniciar este proceso de identificación tu mismo, aquí tienes algunos puntos claves que te ayudarán. Tanto si eres un principiante como un experto en el análisis de los sueños, estos pasos son fundamentales y siempre serán útiles.

Primeros pasos para la identificación

  • ¿Es un sueño positivo o negativo?
  • ¿Están los símbolos en el lugar correcto?(por ejemplo: si sueñas con un camello en la sala de tu casa, el está en el lugar equivocado; te creará más problemas que beneficios))
  • ¿Qué representan las personas que veo en mis sueños?(Tienes que evaluar las cualidades y debilidades que que estas personas representan para ti))
  • ¿La trama del sueño se resolvió de forma positiva o no?
  • ¿Es de noche o de día? (noche = dinámica inconsciente; día = dinámica activa)

 

Si identificamos que el sueño es negativo, esto indica fuerzas (pensamientos, emociones, comportamientos) que necesitan ser reprogramadas y transformadas para evitar un aumento de los problemas en esta área. Del mismo modo, en informática, si aparece un fallo y no se soluciona, este tiende a amplificarse y a afectar otras áreas. En otras palabras, ¡cuanto antes mejor!

"Bien, pero ¿cuál es el antídoto?"  " me preguntarás. De hecho, la resolución de una situación percibida en el sueño dependerá de tu capacidad para controlar estas fuerzas identificadas en el sueño. Para simplificar, si has identificado la impaciencia a causa del símbolo de tu cuñado, George, presente en el sueño, debes mantenerte atento más precisamente a este fragmento de tus comportamientos, para evitar que te jueguen una mala pasada en tus intercambios y proyectos cotidianos.

Tu archivo de registro te dice que tienes una línea de código "George" que podría hacer que te sientas demasiado impaciente o impulsivo en un momento determinado si una situación X o Y resonara con esa línea. Por lo tanto, cuanto más se pueda hacer un autocontrol global y de fondo, (( cuidado, ¡tampoco te vayas al extremo con esto! La práctica hace que las cosas sean más fáciles con el tiempo y mucho menos robóticas que cuando empiezas a estar alerta a esas fuerzas dentro de ti), más fácil será identificar el momento que desencadena tu George interior y corregirlo, actualizarlo..

Pero ten cuidado! Tu verdadero cuñado, George, en la vida real, no tiene nada que ver con tu sueño. De hecho, se convierte en un símbolo que tu conciencia conoce para ilustrar ciertos ángulos de tu personalidad. Así que no te precipites al teléfono para hablar con él sobre el sueño en el que se impacientaba, pues añadirás otro problema en el proceso 🙂 Por último, George también tiene cualidades extraordinarias y seguramente en otro sueño también descubrirás sus magníficas cualidades en ti.

 

El impacto potencial: si todo el mundo analizara sus sueños

Al hablar con diferentes directores generales, líderes y gerentes a nivel mundial, o simplemente siendo un actor que observa los intercambios, uno puede evaluar rápidamente que la mayor fuente de dificultades en el corazón del trabajo y de la realización de las cosas es el comportamiento humano.

La máquina, el ordenador, no se queja, no crea discusiones de fondo ni de pasillo. No aspira a la posición de otro, ni domina a sus empleados ni tiene envidia de su jefe. Si aportamos más conocimientos para resolver las dificultades que surgen de lo individual al corazón de un movimiento social y colectivo, podemos realmente dar lugar a una nueva etapa en términos de trabajo y de calidad de vida.

En las empresas, cuando se habla con RRHH, se ve rápidamente la magnitud del daño potencial causado por las malas decisiones basadas en la impaciencia y la impulsividad (¡y mucho más!). Tantas fichas de dominó han sido derribadas por fuerzas internas cuando se piensa en ello...

Ahora imagina un entorno de trabajo en el que todos llegan por la mañana habiendo recibido sus propios registros de sus puntos fuertes y débiles, aspectos potencialmente perjudiciales para la relación. Cada uno teniendo en cuenta su propio "bug" por vigilar para evitar más problemas.

La calidad se vería literalmente aumentada porque todos tendrían interés en hacer las cosas bien, mientras vuelven a sí mismos según sus propias resonancias. Por supuesto, esto no significa que todo sería perfecto y color de rosa, pero se establecería una nueva etapa sin duda. Y como todo cambio lleva su tiempo, si cada uno empieza por sí mismo, un sueño a la vez, se puede decir que un día, un sueño, ya no es "sólo un sueño".